NOVEDADES

Follow by Email

martes, 24 de marzo de 2015

Lo que me faltaba por ver [Lleida]

El título puede parecer muy sugerente a simple vista, por lo que voy a explicar el motivo de éste. Bueno, LOS motivoS. Que hay un par. 

Uno de ellos se basa simple y llanamente en que, a pesar de la "corta distancia" que hay de Barcelona a Lleida, nunca en mi vida había pisado la ciudad. Siempre que mencionaba mi interés en acercarme y hacer algo de "turismo", alguien me echaba hacia atrás diciéndome "para lo que hay, no hace falta que vayas". Aún así, son muchos años los que han pasado con esa espinita clavada... y ya que he visto Girona, Tarragona y Barcelona... ¿Por qué no Lérida? 
Y el segundo motivo es porque, después de haber estado (no demasiado tiempo) he descubierto que la ciudad tiene sus cosas buenas y sus cosas malas. Buenas... que tiene cosas "visitables" y "disfrutables". Malas... que parece que el Ayuntamiento -entre otros- no se lo está currando demasiado. Al menos ese fue mi punto de vista.

Estatua de Indíbil y Mandonio, hecha en bronce, bajo el Arco del Puente, la antigua entrada a la ciudad (S. XVIII)

Toda esta experiencia la tuvimos tras nuestra visita a Aitona y sus árboles frutales, ya que vimos lo cerca que estábamos de la ciudad -y que además nos iba de camino para nuestra posterior vuelta a casa-. Como he comentado más arriba, mis expectativas para con la ciudad no podían ser muy altas, pero aún así conocía ya diversos de sus atractivos y tenía muchas ganas de poder echarles un ojo.

Puente Viejo, que cruza el Río Segre desde, posiblemente, el año 47 a.C.
Éste no es el original, sino que fue reconstruído en 1944
Uno de los elementos clave de Lérida se encuentra en lo alto de una colina en el centro de la ciudad: La Seu vella (Sede Vieja) y el Castillo-La Suda. Decidimos dejar el coche cerca del río y ascender nosotros mismos ya que todo apuntaba a que estaba muy cerca -se puede ver prácticamente desde cualquier punto de la ciudad-. 
Pues sí, está cerca, pero nuestro camino estuvo plagado de obstáculos:

1. ¿Qué pinta este maldito edificio aquí? 12000m2 dedicados al Palacio de Justicia. Como veis sigue claramente la estética del lugar y no afecta para nada en la subida. SUPONGO que para alguien que lo sepa pues, bueno, lleva desde 1990 ahí, ¿no? Pues quizá ya hay costumbre y no molesta. Pero entre que la subida no está bien señalizada y que el edificio creaba una gran barrera... como que a muchos "turistas" les pasará como a nosotros: que fuimos para "el otro lado" y perdimos un tiempo interesante. (Os dejo un link con el proyecto aquí)


2. ¿De dos ascensores... fallan los dos? Resulta que hay una torre-mirador súper estética también con un par de ascensores en el interior. Nuestra sorpresa fue muy negativa cuando uno de ellos lo encontramos como en la foto de abajo y... el segundo subía/bajaba pero no abría puertas. En serio, daba todo una confianza extrema. 
Y como no quiero que penséis que me quejo por vicio, os digo que muchos -4 o 5 mínimo- nos dijeron que era algo habitual y que la mayoría de las veces subían andando. Pero bueno, que aquí no sé si quejarme del Ayuntamiento o del civismo de la gente, ¡porque a saber!


Para animar la cosa, os dejo con este señor y su parecido razonable con Juan Carlos Monedero:

Realmente este señor era poeta y médico, aunque estaba metido en política fijo (como todos)
¡Y POR FIN llegamos a la cima! Quiero avisaros desde ya del hecho de que, sí queréis, podéis subir directamente en coche. Sino pues siempre podéis hacer como nosotros y vivir toda una aventura (?) No pudimos entrar debido a los horarios de invierno, pero como el Conjunto Monumental es visitable por el exterior, dimos una vuelta.

Seu Vella (SXIII), es esencial en el Skyline de la ciudad. Es la catedral más antigua de Lleida.
Apenas nos detuvimos por La Suda, así que tengo pendiente una nueva visita. Lo que sí rodeamos y disfrutamos fue la Catedral de la Seu Vella, que mezcla el estilo románico con el gótico - ya que se construyó en un momento de transición arquitectónica- 



Puerta de la Anunciación. El nombre viene de dos figuras que representaban al Arcángel
 San Gabriel y a la Virgen Maria, que actualmente se encuentran en el Museo de Lleida
Porta dels Fillols (Seu Vella) o Portal de la Seu. Era por donde debían entrar los niños antes de ser bautizados.
El campanario mide 60 metros y es accesible para todo el que quiera disfrutar de sus vistas a la ciudad.
Por mi parte la vi a una altura un poco más baja, 
¡pero no me quejo porque además el día nos acompañó muchísimo!


Hubo un par de detalles que nos llamaron la atención -y nos preocupan-. 

El primero era el visible deterioro de, por ejemplo, las "paredes". No sé hasta qué punto lo controlan, pero daban cierto aspecto de dejadez e incluso algo de reparo acercarse más de la cuenta. Pero es entonces es cuando buscas información del tema y te encuentras con noticias como la siguiente: "El Estado invierte 723.000 euros en la restauración del campanario de la Seu Vella de Lleida", con su correspondiente debate.


El segundo fue descubrir que no había puntos de información sobre los edificios y el conjunto monumental en sí, sino que estaba repleto de la "Ruta de 1714". Ya me llamó la atención cuando hicimos la visita al Castillo de Cardona porque da la sensación de que quiten los paneles originales para poner estas otras de "ruta temática" y con una información enfocada a un punto concreto, obviando las informaciones generales. No quiero entrar en ciertos temas, diría incluso que por mí que añadan los carteles que quieran, pero el tener que buscar a través del móvil la información más básica de lo que estoy viendo me parece MUY triste.


Aún así, de vuelta la "parte baja", descubrí unas señales como ésta, con una ilustración del edificio, con indicaciones básicas como el nombre, el año de construcción, su estilo arquitectónico y su arquitecto. Aquí fue cuando me di cuenta de la de edificios interesantes que tiene Lleida (aquí tenéis un plano turístico de la ciudad, por si le queréis echar un vistazo). 


Después de todo lo bueno (y lo malo) considero que Lérida es una ciudad a la que debo volver como mínimo una vez más para conocerla más a fondo. 
Os invito a que hagáis lo mismo y le saquéis el jugo que os prometo que tiene. ¡Espero que me contéis vuestras experiencias!

Más información | Turisme de Lleida

No hay comentarios:

Publicar un comentario