NOVEDADES

Follow by Email

miércoles, 13 de noviembre de 2013

[Qué ver en...] Vámonos a Atenas

El último destino internacional del que os hablé en el blog fue Dublín. Pues bien, esta vez seguimos en Europa, sólo que nos iremos hacia el sureste: Atenas, la capital de Grecia. Fue el último destino elegido tras nuestra visita a Mykonos, Delos y Santorini y, a pesar de lo tan sucia y "desordenada" que me la habían pintado, debo decir que yo disfruté muchísimo de la ciudad.

Atenas es una ciudad que mezcla lo moderno y lo más clásico. ¿Quién no ha oído hablar alguna vez de la Acrópolis o el Partenón? La gran mayoría hemos tenido que "soportar" aquellas clases de filosofía en la que nos describían a unos señores paseando próximos a unos templos o sentados en sus escaleras mientras pensaban en todo aquello que se les pasaba por la mente. ¿Y las clases de Historia del Arte en las que nos enseñaban los tipos de columnas y la arquitectura en general? ¿Y en las de Historia en la que nos explicaban el origen de una democracia...? Y es que la capital griega es el incio de muchas de las cosas que forman parte de nuestra cultura actual. Lo más sensato es, si se tiene la oportunidad, conocerla. 

Esta entrada formará parte también de la iniciativa de Knok.com de crear una guía de destinos que visitar antes de morir, la cual me encanta porque es una muy buena forma de conocer diferentes ciudades del mundo desde la perspectiva de los viajeros. ¡Echadle un vistazo al enlace, que merece mucho la pena! ¡Y también a la información de intercambio de casas! Ya sabéis que es óptimo para viajar barato y conocer la vida local ;)

¿Qué visitar en Atenas? Pues es sencillo: TODO. Ya...ya sé que es imposible hacer muchas cosas en un día, pero si os pasáis por allí un poco más ¡os dejo aquí un pequeño listado de las cosas "imperdibles"!

EL PIREO
Se encuentra a 8 kilómetros al suroeste del centro de la ciudad. Es el "puerto de Atenas", primer lugar que pisamos al llegar de nuestra travesía por mar. Al fin tierra firme, ¡aunque después de tantas horas de barco debo decir que el suelo se me estuvo moviendo hasta el día siguiente!


MUSEO ARQUEOLÓGICO
Ojo. Tienen tal colección que puedes pasarte horas allí dentro sin darte cuenta siquiera, por algo es uno de los museos más importantes sobre la Antigua Grecia. Está muy bien ordenada y el edificio es muy grande y luminoso. Fue fundado a finales del siglo XIX y se le conoce también como Museo Central. En sus salas se representan las diferentes civilizaciones y culturas de Grecia a lo largo de la historia.

Su precio es de 7€, si eres estudiante o jubilado son 3€ y para menores de 19 años es gratuito.
Metro: Viktoria, Omonia


PLAZA SINTAGMA
Un significativo punto de encuentro para todo el que se encuentre en la ciudad. Centro de la ciudad y muy animada a todas horas, alberga también el Parlamento y la tumba del soldado desconocido. Allí mismo es donde se celebra cada hora el tan llamativo cambio de guardia, a destacar el del domingo a las 10 de la mañana. Por muy ridículo que digan que es, a mi me encanta el uniforme de los "Evzoni" así como su forma tan particular de caminar (que seguro les resulta un tanto incómoda)


El Parlamento fue construido entre 1836 y 1842 como palacio para el primer rey de Grecia, Otón. Justo de frente tiene la calle Ernou, área comercial y con mucho ambiente.
Metro: Syntagma


MUSEO BENAKI
Fue fundado en 1930, y queda muy próximo a la Plaza Sintagma. En su interior se pueden encontrar gran cantidad de objetos y trajes relacionados, como no, con el mundo griego. El edificio en sí merece la pena, ya que es de estilo neoclásico, con un interior precioso. Antonio Benaki se encargó durante años de reunir los más de 45.000 objetos históricos que datan desde el 3000aC hasta principios del siglo XX.

¡Los jueves la visita es gratuita! 7€ adultos y 5€ estudiantes el resto de días.
Metro: Syntagma


ESTADIO PANATENAICO
Los que me conoceis supongo que ya sabeis lo mucho que odio las audioguías. Sin embargo, aquí, en el Estadio Panatenaico, fue la primera vez que me hice amiga de una. Hizo que mi visita fuera divertídisima, además de ayudarme a sentirme dentro de toda la historia vivida en sus gradas de mármol blanco. 
Fue construido entre 1869 y 1870 y fue donde, en 1896, se celebraron los primeros Juegos Olímpicos de nuestra era. Se encuentra en el mismo lugar que el primer estadio construido en el año 330a.C., donde se celebraban las Panateas, rindiendo culto a la diosa Atenea con competiciones deportivas. 

Su precio son 3€, como estudiantes nos costó 1'5€. ¡y la audioguía iba incluída en el precio!
Metro: Acrópolis, Syntagma o Evangelismos (hay que andar un poquito)


ACRÓPOLIS DE ATENAS
El lugar más conocido y representante de la ciudad sin lugar a dudas, la Acrópolis, "ciudad alta", se encuentra en un lugar estratégico. Aunque cuanto más conoces su historia, más cuenta te das de que les ha servido de bien poco ya que ha sido saqueada y destrozada en muchas ocasiones. Se compone de diferentes partes: Partenón, Propileos, Templo de Atenea Niké y Erekteion. 

El Partenón es el más destacable. Fue construido entre los años 477 y 432 a.C., de estilo dórico y con intención de albergar en su interior una escultura de 12 metros de Athenea Phartenos. En el museo dedicado a la Acrópolis ves la de burradas que llegaron a hacer los "invasores" y te dan ganas hasta de llorar. Seguro que en su momento fue algo precioso. Ahora está rodeado de grúas que sí, reconstruyen y mantienen, pero también afean lo suyo.

Los Propileos son la entrada a la Acrópolis. Actualmente se pasa por allí para llegar arriba (última foto).

El Templo de Atenea Niké se construyó en el ala sur de los Propileos en el 420a.C para commemorar la victoria sobre los persas en la Batalla de Salamina

El Erecteion es un templo jónico que según cuenta la historia fue construído sobre el lugar en el que Atenea hizo florecer el primer olivo en tierras griegas con la punta de su lanza, muy importante en la mitología y cultura del país. Aquí mismo es donde se encuentran las Cariátides, que son columnas con aspecto femenino. Éstas son réplicas, mientras que las reales se encuentran en el Museo de la Acrópolis, donde se puede ver el delicado tratamiento de limpieza y restauración a la que son sometidas.


Si bien es cierto que hay muchas grúas, está todo muy deteriorado y hace muchísimo viento (y te atacan los árboles lanzándote sus frutos a la cabeza), es una visita fascinante. De todas formas recomiendo visitar antes el Museo de la Acrópolis y después esto, ya que una vez empapado de su historia resulta mucho más interesante.

Metro: Monastiraki, Acrópoli 
Hay un ticket combinado que te permite visitar también el Ágora Antigua, el Ágora Romana, el Teatro de Dionisio, el Kerameikos, el Templo de Zeus Olímpico y la Biblioteca de Adriano. Adultos: 12€ Estudiantes: 6€


ÁGORA ANTIGUA
Bajando desde la Acrópolis se encuentra el Ágora, que era centro de la vida en la ciudad, tanto social, como comercial y política. No recomiendo cerrar los ojos porque el suelo no está para tonterías, pero sí quiero deciros que durante esta visita es recomendable guardar silencio y pensar en todo lo que hace años se vivió en el mismo lugar. Personalmente dediqué un rato de la visita a mí misma y a su historia y las sensaciones te ponen la piel de gallina.

Se trata de un amplio espacio que se dedicaba a diferentes funciones, así como el reunirse para decidir leyes como centro de gobierno, como lugar religioso donde situar diversos templos y como mercado.

Las primeras excavaciones del Ágora que ahora podemos ver se llevaron a cabo entre 1859 y 1912, aunque posteriormente descubrieron más restos y tuvieron que tirar más de 350 casas modernas que se encontraban sobre ellas. El valor de lo antiguo por encima de lo nuevo, es lo que hay.

Stoa de Átalo, regalo del rey de Pérgamo en la antiguedad, es ahora el edificio en el que se encuentra el museo dedicado al Ágora, con diversos objetos que se han ido encontrando en las excavaciones.

Su visita forma parte del ticket combinado que expliqué en la Acrópolis.



MONASTIRAKI Y PAZARI (MERCADO DE LAS PULGAS O FLEA MARKET)
La salida del Ágora Antigua (por la que se encuentra el museo del Ágora) da directamente a un barrio muy especial: Monastiraki. Además de ser un sitio de calles estrechas y asimétricas, se nota la influencia otomana y bizantina en sus edificios.
Los domingos por la mañana los atenienses acuden al mercado en la plaza Monastiraki, habiendo pequeñas tiendas y puestecitos al aire libre donde comprar todo tipo de cosas: antiguedades, zapatos, comida, etc.
Es un sitio muy bonito, así que decidimos hacer una pequeña parada y ver el movimiento sentados allí. No sólo hay turistas, sino que también es un hervidero de atenienses que van de un lado a otro, toman café en grandes vasos y juegan al Backgammon .

Lo que se ve en la foto de arriba, al fondo, es la Mezquita Tzistarakis, que fue construída en 1759 por los turcos utilizando materiales de antiguos edificios de la ciudad. Los dinamitaban y reutilizaban. Es visitable porque alberga el Museo de la Cerámica.

Metro: Monastiraki


ÁGORA ROMANA
Los romanos también pasaron por Atenas, pero más que odiar todo lo que encontraban y pretender destruirlo, eran los mayores fans de los griegos y les imitaron en muchísimas cosas. El Ágora Romana, también conocida como Foro Romano, fue establecida entre los años 19 y 11 a.C. por el emperador Augusto y estaba pensada para el comercio, como mercado.
Lo mejor conservado es la Torre de los Vientos (en la segunda foto), que se utilizaba como reloj público solar e hidráulico y, posteriormente, de capilla.

Se encuentra al lado justo de la Plaza Monastiraki. La entrada está incluída en el ticket combinado que compramos en Acrópolis.


MUSEO DE LA ACRÓPOLIS
Insisto desde ya: id a verlo antes de visitar la Acrópolis. Es muy interesante y te explica muchísimas cosas que luego, una vez allí, disfrutareis el doble. Fue inaugurado en 2009 y allí se guardan y conservan muchos de los restos hallados en la "ciudad alta".
Aquí es donde descubrí la gran adoración de los romanos hacia los griegos, y el respeto que tenían a sus obras y su cultura. También pude descubrir cómo tratan a las reales Cariátides para que parezcan nuevas manteniendo su esencia y naturaleza en el material. Tiene una cafetería-restaurante en la que cada día hacen un plato especial, mostrando en un pequeño mapa de Grecia su origen. Y, en la última planta, desviada parcialmente del resto del edificio para encararla hacia la Acrópolis (a escasos metros), está dedicada al Partenón. Todo muy comprensible si tienes conocimientos medios de inglés, muy bien explicado y detallado.


La entrada cuesta 5€ a menos que seas estudiantes de la UE, que entras gratis. En caso de ser estudiante de otro país son, creo recordar, 3€
Metro: Acrópolis

TEMPLO DE ZEUS OLÍMPICO
Fue construído entre el siglo VI y año 132 d.C. y constaba de ni más ni menos que 104 columnas corintias de mármol, de 15 metros de altura cada una. Triste y penosamente a día de hoy tan sólo se conservan 15 de ellas. Me impresiona el hecho de que se tardaran siete siglos en su construcción, y todo gracias al emperador Adriano. Viendo las fotos...¿os imaginaís lo increíble que debía ser ese edificio terminado?

En la segunda foto estoy frente a la Puerta de Adriano, construída el año 121 d.C., en conmemoración al emperador romano. 18 metros de altura, supongo que para no quedarse corto con las columnas del templo.

Aquí también se puede entrar con el pago del ticket combinado. 
Metro: Acrópolis

BIBLIOTECA DE ADRIANO
Volviendo a la Plaza Monastiraki. El emperador romano Adriano tenía una gran colección de libros, por lo que en el año 132 d.C. se construyó esta biblioteca, conocida también como "Biblioteca de las cien columnas" (supongo que ya os imaginais por qué). Se conservan poquísimos restos, pero no desemerecen para nada la visita.

Con el ticket combinado de la Acrópolis se puede entrar. Sino también se puede pagar individualmente: 2€ los adultos; 1€ los estudiantes.


Si parece grande la lista, no quiero decir la de cosas que me he dejado en el tintero. Y es que Atenas es una ciudad con mucha historia, digna de ver y disfrutar. ¡¡También os recomiendo una pequeña paradita de vez en cuando para comer algo de un puestecito de la ciudad o probar su gastronomía típica!!

Desde luego, ganas de volver no me faltan. ¿Y a ti? ;)

2 comentarios:

  1. A mi también me la pintaron súper sucia y no me pareció que lo estuviera tanto! Eso sí, mucha gente pidiendo...:( Atenas me encantó! y a mi tampoco me faltan ganas de volver!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo hay que decirlo, jaja. La última noche íbamos en un taxi y pasamos por un barrio que estaba lleno de mendigos y drogadictos y demás...una lástima. Lo que hay es que tener ojo y listo ;)
      Un abrazo!

      Eliminar