NOVEDADES

Follow by Email

jueves, 6 de diciembre de 2012

Relax y ocio en el Park Güell

Vengo contenta a postear porque acabo de recibir la confirmación de una acreditación para asistir a Fitur 2013 todos los días como blogger de viajes y turismo. Estoy muy motivada y tengo bastantes expectativas, ahora sólo tengo que ahorrar para poder hacerle una visita a la capital, ¡que no es poco!

'Güell', parte de la muralla que rodea el parque
Como prometí en el post 'Cosas que ver en Barcelona', iba a hablar un poquito sobre diferentes zonas de la ciudad. Y esta vez le toca a la del título: el Park Güell. La verdad es que no hay mucho que decir que no se haya visto en miles y miles de páginas que existen en todos los formatos e idiomas. Es uno de los sitios más turísticos de Barcelona, diría que el segundo-tercero, a pesar de lo incómodo que es llegar al parque -por las calles empinadísimas que hay en el barrio, pero que luego ayudan a tener una fantástica panorámica desde allí-.

Fue contruido entre 1900 y 1914, pero no se abrió al público hasta 1926. Fue en 1984 entró en el amplio listado de Patrimonio de la Humanidad.
Hace muchos años que di historia del arte -y no creo ser la única-, pero no hace falta estar muy puesto en estos temas para darse cuenta de que el parque tiene mil y un detalles: el colorido, las formas, la inspiración natural, la geometría, los ornamentos...¡una obra de arte útil!

¡Que se note que fuí en verano!
Lo que se hace normalmente es llegar por la entrada principal, que queda en la calle Olot, la parte más baja de la montaña. En total hay seis entradas diferentes. Me encanta la simetría del lugar y lo señorial que se ve. Subiendo esas escaleras se encuentra el famoso dragón-salamandra, las columnas y, más arriba, la terraza con esos bancos tan característicos.

Aquí lo tenéis, algo desgastadete el pobre de tanta mano diaria.
Símbolo del Park Güell y, por qué no, ¡también de la ciudad!
'Las columnas', como las llamo yo, son conocidas como la Sala Hipóstila o Sala de las Cien Columnas. Aún así leí en alguna parte que sólo son 86, ¿alguien dispuesto a contarlas? El techo es muy bonito, de trencadís blanco y con unas rosetas que representan las estaciones del año.


Antes de subir a la terraza, justo a la izquierda de la zona de las columnas, se encuentra el Pórtico de la Lavandera. Es digno de ver, además de que los visitantes tienden a escalar la pared inclinada para hacer sus fotos, cosa que también es bastante entretenida. Y, como siempre se descubren cosas nuevas, me topé con la columna esculpida que precisamente le da nombre al sitio.

¡La señora lavandera os saluda!
Y ahora, la Plaza (Terraza). Tiene 3000m2 y, a decir verdad, es un espacio enorme de tierra -cosa que tiene su explicación, ya que sirve para drenar el agua- en el que no hay nada. Está muy bien para aquellos que van a tocar música, a jugar o a cosas por el estilo, pero en un gran espacio no destaca nada que no se vea en cualquier otro sitio. Salvo los bancos que forman parte de 'la baranda'. Y las vistas. 
Los bancos serpentean alrededor de la plaza y están decorados con la misma técnica que las columnas: el trencadís, con piezas de cerámica y cristal. Si uno se acerca puede ver unos pequeños agujeritos, para cuando llueve. El agua entra por ahí y pasa al borde exterior, a través de unas gárgolas. 

Parte de la Plaza y la tremenda panorámica
Yooo, llevando los colores azul-verde-amarillo, ¡que son los que predominan en la plaza!
El parque es mucho más grande, pero esto es lo más destacado. Hay mucha zona verde, alguna que otra zona de juego un poco más recóndita, zona de picnic y muchos caminos dignos de perderse y descubrir. Los viaductos son muy interesantes. 

Aún así, hubo algo que nunca había visitado en veces anteriores y que recomiendo: El Calvario. Está un poco escondido en la zona alta-oeste del parque, también conocido por sus tres cruces.Iba a ser una capilla, pero se quedó en una simple 'montaña' digna de subir para los que tenemos algo de vértigo.
Desde allí hay unas vistas estupendas de Barcelona. El poder sentarte modo relax en la parte de arriba contemplando la gran inmensidad es una sensación increíble. Os lo recomiendo.

¡Si es que además hacia un día como pocos! ♥
                                        MÁS FOTOS

Como despedida os deseo un buen puente a los que podáis disfrutarlo. Por mi parte va a tocar avanzar trabajos y demás...pero es lo que hay. ¡Un esfuerzo más y pronto llegan las fiestas de Navidad!
Espero que os haya gustado el post o incluso sido de utilidad. Un fuerte abrazo y espero comentarios, ¡¡que se agradecen mucho!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario