NOVEDADES

Follow by Email

lunes, 27 de diciembre de 2010

Oslo [1r día]

Hace un par de semanas que cogí mi mochila para marcharnos a pasar unos días en Oslo. Íbamos completamente temerosas de la que nos esperaba. Ya se sabe, si te vas a un país nórdico –en este caso Noruega- en invierno… debes ir súper abrigado. Los primeros temores del frío polar ya nos vinieron desde el momento en el que supimos del viaje. Nos hacía mucha ilusión pero a la vez no encontrábamos nada que nos indicara bien qué era lo que debíamos llevar y lo que no. Pues bien, entre unas cosas y otras, encontré una imagen que puede irle de perlas a cualquiera que no haya visitado nunca un país frío.

Una vez conseguido esto, y con mis horarios de museos, precios calculados, documentación y demás nos fuimos hacia el aeropuerto. Todo fue bastante bien pese a que el vuelo me puso nerviosísima. El avión a veces iba tan lento que parecía quedarse parado en el aire. Me daba un mal rollo impresionante. Encima los asientos de Ryanair no es que sean hechos para dormir, menudo viajecito de casi tres horas que nos pegamos después de toda una noche sin dormir –más el tute que nos esperaba-.

Cuando ya se acercaba la hora del aterrizaje nos empezamos a fijar en las bonitas vistas que se veían cuando al fin no había nubes. Muchas casitas, unas más alejadas que otras, se encontraban a nuestros pies cubiertas de nieve. Eso nos distrajo hasta el aterrizaje, el cual la misma compañía celebró porque habíamos sido puntuales –añadiendo un ruidito de trompeta y todo, la madreque…- e hizo que algunos de los que iban en el avión aplaudieran xD

El aeropuerto de Rygge es bastante pequeñito y se encuentra a unos 60Km de Oslo. Antes de ir estuve mirando las diferentes opciones para llegar a la ciudad que ofrecen desde allí. El tren es una. Tomas un shuttle bus gratuito que te acerca a la estación más próxima y luego te pagas un billete hacia allí. La otra opción, que es la que cogimos, fue la del autobús. Este autobús de color grisáceo se llama rygge-ekspressen y van relacionados con los vuelos que llegan a ese aeropuerto con las compañías Ryanair y Norwegian Airlines. La verdad es que tardas más o menos lo mismo que si te fueras en tren –unos 60 minutos- y… no tanto, pero sí que es algo más barato. Sobre todo si pagas ida y vuelta de una vez. (Estudiantes 190Kr (23€ aprox) y adultos 230Kr (29€)). Obligatoriamente se paga o en coronas noruegas (en ese aeropuerto no hay casa de cambio) o con tarjeta de crédito (electron no).

La horita se nos pasó volando ya que nos dedicamos a escudriñar a través de los sucios cristales del autocar cada coche, cada árbol, cada señal… vamos, de todo. Algo que nos llamó la atención fue que los coches no llevaran cadenas en las ruedas aún estando el suelo congelado. Y, además, iban con muchísima seguridad en cuando al manejo-velocidad, así que las ruedas seguro que son mejores que las que usamos nosotros.

Las estaciones de autobús y tren están una al lado de la otra. Dentro de las mismas hay tiendas y bares (entre otras cosas). Allí si que hay diferentes casas de cambio y, cerca de la entrada, hay un ciber no demasiado caro. Al llegar nos bajamos y empezamos a tener que guiarnos para poder salir de allí. La verdad es que entre que iba ya muy preparada para todo y que está bien señalizado no tuvimos problema alguno para salir por la ‘cara’ delantera del edificio de la Oslo Sentralstasjon.

Sabía que me encontraría con la torre de Trafikanten –ahí hay una oficina de turismo, a la que entramos y nos atendieron súper rápido- y el conocido tigre de Oslo. Este último siempre me ha dado faena en cuanto a saber qué hace allí, pero al fin he dado con una web en noruego que me lo explica –así que siento si me equivoco en algo, maldito traductor-. El tigre en sí viene de la palabra noruega ‘Tigerstaden’, empleado para referirse a Oslo como una ciudad hostil y peligrosa. Se empleó como metáfora en un poema de Bjørnstjerne Bjørnson llamado Siste Sang, de 1870. Por lo visto aún hay gente que lo emplea, pero no en el término ‘ofensivo’ de la palabra. Aún así, hay gente a la que no le gusta porque consideran que sigue siendo negativo. De todos modos, está esta escultura de Elena Engelsen hecha de bronce –más algunas otras repartidas incluso por las afueras de la capital-.

De camino a nuestro hotel teníamos que pasar por la calle principal de la ciudad: Karl Johans Gate. El nombre de esta calle hace referencia a este señor http://en.wikipedia.org/wiki/Charles_XIV_John_of_Sweden y en ella nos topamos con muchas tiendas y algunos bares. Estaba toda adornadita con cosas de Navidad y, conforme avanzabas hacia el área del ayuntamiento, habían colgados carteles sobre la entrega del Nobel de la Paz –lo dan cada 10 de diciembre, así que fuimos justo al día siguiente-.

El hotel me lo pasé en un descuido, pero por suerte me di cuenta y no tuvimos que volver demasiado atrás. La gracia era la lentitud con la que nos movíamos. No sólo había nieve, sino que el hielo andaba por ahí esperando la oportunidad para hacerte caer de culo. Aún tuvimos suerte de llevar unas botas para la nieve –aunque se puede ir con botas normales, ¿eh? Abrigadas, pero normales. De hecho vi a chicas con taconazos-. Era gracioso, la verdad XD

Lo más gracioso era el carácter de la mayoría. Llegamos al hotel y nada, saludé y me puse a buscar los papeles de la reserva. La chica que nos atendió simplemente nos miró, nos dio por saludadas con aquello y se puso de nuevo con lo que fuera que estaba haciendo antes de que llegáramos. Perfecto XD. Total, que yo le doy al final los papeles, ella los coge y, en silencio se pone a mirar la reserva. Hubo un momento en el que no se sabía si me estaba atendiendo a mi o a la nada, en serio. Luego ya sí demostrándome que no era muda nos señaló la habitación a la que debíamos subir. No estaba mal, tenía un aire antiguo y la puerta del lavabo casi se cae XD (comprobé que soy una crack arreglando puertas (?)), pero lo que fue el servicio y tal me gustó bastante. Además de que ofrecía internet 24h y cafés-tés-chocolates en una sala común bastante cuca y que ya entraba en el precio.

Descargamos y salimos de nuevo a disfrutar del día por los alrededores. Volvimos a la calle principal donde había bastante movimiento para arriba y para abajo. Sonaba música y había un par de grupos ‘manifestantes’ que no daban mucho la lata. Lo primero que vimos –por fuera, fuimos listas sí señor…- fue el Parlamento (Stortinget). Data en 1866 y es la sede de la asamblea nacional noruega. Digo que fuimos listas porque hay visitas guiadas gratuitas en verano y los sábados del resto del año. Por esta zona estábamos en plan: dos pasos, una foto, medio paso más, un vídeo. Íbamos lentas de narices, pero es que todo era muy novedoso para ambas y nos estaba encantando.

En esa misma calle, de diciembre a marzo, hay una pista de patinaje –el resto del año es una fuente-. Es gratuita si tienes patines propios, y el alquiler de estos sale por unas 45/50 coronas, lo que sería unos 5-6 euros.

La foto es de Universitetet, antigua universidad que fue construída en 1841-1853. Se realizan conciertos y ceremonias en el interior. Y, frente a ésta, una estatua de Ludvig Holberg, baron de Holberg. Nació en Noruega cuando aún formaba parte de Dinamarca –por lo que era danés (?)- y murió en Copenhague en 1754. Se le considera el padre de la literatura danesa y noruega (así que no lo conozco ni mucho menos XD).

Y, al fin, llegamos al final de la calle (realmente no es muy larga xD). Digamos que Karl Johans es presidida por el Palacio Real (Det Kongelige Slott), donde reside la familia real. Fue construída en 1824-48, cuando la ciudad aún era llamada Christiania. Los cambios de guardia se hacen a las 13.30, así que llegamos como hora y media tarde. No se puede entrar a menos que se visite en los meses de verano, que supongo que es cuando los reyes no están. En sus jardines fue donde casi pierdo mis gafas sepultadas bajo la nieve. Menudo mal trago hubiera sido, porque no habría visto una mier*a. Y las de sol no me servían de mucho porque de…15 a… 15.30 casi 16h anochecía xD. Eso sí, unos atardeceres tan sumamente bonitos. Ahora comprendo por qué Munch dibujó esos colores tan fuertes en ‘El grito’ (o Skrik, en noruego).

Por esa zona ya hacía rato que notaba como mis dedos de la mano derecha se sentían tensos, como si se me estuvieran congelando una cosa mala XD Así que preferimos ir a algún sitio cerrado. Por la zona en la que estábamos, la mejor opción era el Museo Nacional (Nasjonalmuseet). Nos costó un poquito encontrarlo pero gracias a un señor súper majete y amable lo encontramos. Ya podrían enseñarnos inglés tan bien como se lo enseñan a los noruegos…

La entrada a la galería es gratuita y hay pinturas y esculturas tanto de cultura noruega como nórdica, y alguna que otra parte de ámbito internacional. No se podían hacer fotos en el interior que, para ser noruegos, estaba bien vigilado (supongo que después de que les robaran El Grito no se atreven a ser descuidados xD). Me gustaron muchos cuadros, los paisajes además eran tan diferentes a los que he visto habitualmente… con luces y tópicos distintos. Muy bonito. De hecho me fui marcando en el papelito que tenía con el mapa muchísimas cosas X’D [Fotos: El Grito de Edward Munch y Fra Telemark de Erik Werenskiold]

Y nada, como cierra todo tan sumamente pronto (sábados a las 17h – la galería-) nos echaron a la fría calle sin más xD y tocó hacerle una visita a un mini-supermercado. Quiero decirlo desde ya: hay mucha variedad de comida. En este caso, donde entramos, era casi todo integral. Pero en el resto de supermercados hay gran variedad de productos. Antes de ir fui leyendo blogs de gente que había visitado Noruega y… bueno, no tenía demasiadas expectativas con esto. Se decía que apenas comían bien, que no tenían nada, etc. Pues es mentira. Quizá su comida típica no es tan ‘variada o buena’ (que tampoco quiero afirmar esto ya que no hice viaje gastronómico), pero los supermercados están llenos de diversidad.

Ya luego nos dirigimos hacia el mercado ‘de Navidad’ que hay frente al ayuntamiento, a la vez que pasábamos por tiendecitas de souvenirs. No encontré ni un maldito frailecillo de peluche. Los odio y odiaré por ello ;__;

El mercado… psé, no era nada del otro mundo. Se veía cuco con sus adornitos y demás. Y… quizá en el tema bollitos y pastitas navideñas había cosas más típicas. Pero en cuanto al resto de puestos se parecía al mercadillo que tenemos nosotros una vez a la semana. Que si ropa, que si guantes… Aún así, el ambiente era bastante bonito: gente tomando sopa alrededor del fuego con las lucecitas navideñas y musiquita de fondo. Los corazoncitos de la foto son una galletita típica de las navidades en las que se desea Feliz Navidad (God Jul), Feliz Año nuevo (Godt nyttar) y más cosas como ‘un mundo mejor’ o ‘Te quiero’. El nuestro llegó sano y salvo a casa, ya os diré cómo sabe (aunque sospecho que a mí no me gustará :P)

Y… oh, ¡¡las seis de la tarde!! Cuidado, ¡que no nos da tiempo a cenar! XDD Nada, que cerraron y… nos encontrábamos en Aker Brigge. Es una zona ‘nueva’ y portuaria. Estuvimos visitándola por un rato pero el frío nos hizo pensar que sería mejor hacerlo otro día y con un poco de sol. Lo que no llego a comprender es que con una simple manta se puedan atrever a ponerse en la terrazas de los bares XD Parece cachondeo realmente.

A lo que también le echamos un vistazo fue al museo del Nobel de la Paz, adornadito con antorchas y plaquitas de chocolate con el emblema del Premio.

Pasado el tiempo, lo mejor era descansar del día tan largo que habíamos pasado para poder aprovechar al máximo el día siguiente (sí, he acortado como he podido :P).

Si hay algunas dudilla o comentario ya sabéis lo que tenéis que hacer ♥

4 comentarios:

  1. Menudo tute os pegásteis ya el primer día, LOL!! Molap :P

    *se lo ha leído todo ^^* La foto del atardecer es impresionante, en serio!! Parece que vaya a haber un armagedón o se acabe el mundo o algo xD

    Por cierto, lo de las ruedas de los coches mucho me temo que sea porque allí les deben montar neumáticos de clavos ya directamente de fábrica, como este:

    http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/a/a1/Spikereifen.JPG/300px-Spikereifen.JPG

    ResponderEliminar
  2. "Encima los asientos de Ryanair no es que sean hechos para dormir"
    Entre eso y que cada dos por tres te intentan vender paranoias... xD

    "hasta el aterrizaje, el cual la misma compañía celebró porque habíamos sido puntuales –añadiendo un ruidito de trompeta y todo, la madreque…- "

    Pero eso lo hacen siempre ò.ou Yo no he volado en ningún vuelo de Ryanair en que no lo hayan hecho... ò.ouuu al menos. Bueno tampoco es que haya volado tanto... pero me parece muy lol. Es como si ellos mismos no se lo creyesen xD

    "De hecho vi a chicas con taconazos-. Era gracioso, la verdad XD"

    Las admiro. Yo parecería que estoy pisando huevos x'DDD

    Me gusta mucho el color del atardecer -lovelove- Y bueno las fotos en general.

    ResponderEliminar
  3. *envidia mode on (??)*

    Bueno creo que la mayoria de asientos en los viajes algo largos... no estan hechos para dormir, de verdad *recuerda su viaje a Japón con la compañia KLM...* Encima como yo soy larga pues... me daba con el asiento de alante con las rodillas D: .... fue horrible...

    Pero bueno, lo que decia, los aviones son así *llora* la cuestión es que te permitió llegar a la genialisima Oslo ò.o!

    Wa, el paisaje de Noruega des del cielo es awesome *////*, bueno, en verdad todas las fotos que he ido viendo que has colgado o has enseñado son preciosas, quiza es porque no estoy acostumbrada a esa clase de paisaje, pero no sé, me parece super ...uhm "cuco" xDDDDDDD

    Las lucess de navidad *babas* awnnnn yo creí que en el corte inglés se lo curraban!!! hahahahaha pero tras ver eso, me lo pensaré 3 veces antes de admirar las lucecitas del corte inglés ( las cuales seguire admirando porque me quedo empanada con ellas y me entusiasman =D...)

    Bueno en cuanto pasarte del hotel... se te perdona, pero solo porque tu modo GPS es barecelonin eh!... que si no tendriamos que llevarte de vuelta a fabrica a que te formatearan, te acutalizaran o algo ò.o !!!



    Hahaha, me alegra que lo pasaras bien guapa, es genial poder viajar, disfrutalo tu que puedes!!!!!


    Darkuy kisses!!!

    ResponderEliminar
  4. @VaMPiRu

    Muy bien leído!! La verdad es que ese atardecer era digno de ver en persona, era de los bonitos y atontantes (vamos, que te quedas viéndolo hasta que se te hace de noche). Las fotos no le hacen justicia del todo, pero por lo menos uno se puede imaginar como era.

    La verdad es que pasé por el lado de muchos coches y en ningún momento se me pasó por la cabeza ponerme a ver qué tipo de rueda llevaban. Tras mirarme tu link y buscar un poco más me he dado cuenta de que es MUY posible que sí, que llevaran clavos :)

    @miruchan

    Lo de las venta de cosas a ver si me acuerdo y lo pongo a la vuelta. Se me pasó por completo xD
    Y bueno, sobre el tema de la trompeta al llegar. A la ida fuimos puntuales y sonó. A la vuelta llegamos tarde y no sonó. Así que de ahí mis conclusiones xDD que vais todos a decirme lo mismo y no, no suena si llegas tarde!!

    @akinomy

    Nada de envidia. Si es que al final voy a tener que hacer un post para los que me decís que 'no podeís viajar' eh?? Querer es poder!! Yo... dejo de comer si hace falta XD;; (no, no hace falta, sólo hay que ahorrar en 'regalos' que te dan y cosas así)
    Gracias por comentar tanto, te adoro ♥

    ResponderEliminar